Free Web space and hosting from freehomepage.com
Search the Web

UNA LIMPIEZA COMPLETA DEL PECADO

“Y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado” (1 Juan 1:7).

El hombre consciente de su pecado preguntará, “¿Con qué prevendré á Jehová, y adoraré al alto Dios? ¿vendré ante él con holocaustos, con becerros de un año? ¿Agradaráse Jehová de millares de carneros, ó de diez mil arroyos de aceite? ¿daré mi primogénito por mi rebelión, el fruto de mi vientre por el pecado de mi alma?” (Miqueas 6:6, 7). En su religión ellos tratarán cualquier cosa, y todo. Todavía, por grave y sinceros que ellos sean, nada, absolutamente nada, les dará paz y certeza que sus pecados, cada uno de ellos, son perdonados. No sólo es esto verdadero en TODAS las religiones en el mundo, pero tristemente, es también verdad en mucho de lo que se llama “cristiandad”; porque hay muchos que se llaman a sí mismas iglesias “cristianas” , que  NUNCA puede dar al pecador despertado y consciente que ellos pueden tener una Limpieza Completa Del Pecado.

¡Pero ah, fuente eterna preciosa del perdón que nunca se agotará que fluye de la Cruz del Calvario! Somos asegurados que “la sangre de Jesucristo el Hijo de Dios nos limpia de todo pecado”; porque “si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos: si fueren rojos como el carmesí, vendrán á ser como blanca lana” (Isaías 1:18). Primero, note que es la Sangre que limpia de todo pecado…, no son las aguas del bautismo; ni aún “aunque te laves con lejía, y amontones jabón sobre tí, tu pecado está sellado delante de mí, dijo el Señor Jehová” (Jeremías 2:22). ¡Pero sed lavado en la Sangre, y toda tu vileza y suciedad es limpiada para siempre jamás! ¡Pero en segundo lugar, note que es la Sangre de Jesucristo, el Hijo de Dios que limpia de TODO pecado! Es la Sangre de Aquél “que no conoció pecado” (2 Corintios 5:21), que “no hizo pecado” (1 Pedro 2:22), y en quien “no hay pecado” (1 Juan 3:5); y por lo tanto, Su Sangre preciosa tiene más que el Poder suficiente para darnos una Limpieza Completa Del Pecado. Entonces, terceramente, Su Sangre “limpia de todo pecado”. Esto significa que ningún pecado se deja fuera; porque cualquier pecado, cada pecado, y todo pecado se incluye en esta limpieza. ¡Puedes ser asegurado que al momento que TÚ crees en el Señor Jesucristo para tu salvación, tú tienes una Limpieza Completa Del Pecado, y así que TODOS TUS PECADOS SON LIMPIADOS  DE TÍ POR TODA ETERNIDAD! ¡ALELUYA!

Lo siguiente son algunas palabras de varios himnos que cantamos: Hay Una Fuente Sin Igual: “Hay una fuente sin igual De sangre de Emmanuel, En donde lava cada cual Las manchas que hay en él”. ¿Qué Me Puede Dar Perdón?: “¿Qué me puede dar perdón? Sólo de Jesús la sangre,…Trajo santidad y paz, Sólo de Jesús la sangre. Precioso es el raudal, Que limpia todo mal; No hay otro manantial, Sólo de Jesús la sangre”. ¿Quieres Ser Salvo De Toda Maldad?: “¿Quieres ser salvo de toda maldad?...¿Quieres vivir y gozar santidad?...¿Quieres vencer toda cruel tentación?...Hay poder, sí, sin igual poder, En Jesús quien murió; Hay poder, sí, sin igual poder, En la sangre que él vertió”. La pregunta es: “¿Has hallado en Cristo plena salvación Por la sangre que Cristo vertió? ¿Toda mancha lava de tu corazón? ¿Eres limpio en la sangre eficaz?...Él la fuente es que limpiará tu ser, ¡Oh, acepta su sangre eficaz! ¿Eres limpio en la sangre, En la sangre de Cristo Jesús? ¿Es tu corazón más blanco que la nieve? ¿Eres limpio en la sangre eficaz?” ¡Verdaderamente puedo regocijarme en la seguridad que la Sangre de mi preciosos Salvador me ha dado Una Limpieza Completa Del Pecado! ¡Qué también sea esto verdad de TÍ hoy este día! Amén.